Tercera ley biológica de la naturaleza. El sistema ontogénico de los EBS

Esta Ley Hamer la redacta como sigue:

El Sistema Ontogenético de los Programas Especiales de la Naturaleza con Sentido Biológico (EBS): EBSs con proliferación celular en fase-ca (cáncer), y EBSs con reducción celular, o alteración de la funcionalidad en fase-ca. La “Brújula” de la Germánica Nueva Medicina®.

Es una clasificación ontogénica de los programas biológicos en dos grandes grupos, pues existe una lógica embriológica y evolutiva que los diferencia. Los programas comandados por cerebro antiguo, con foco de Hamer (F.H.) en tronco cerebral y cerebelo, rigen los tejidos, derivados de endodermo y mesodermo antiguo respectivamente. Y aquellos regidos por cerebro moderno, con F.H. en sustancia blanca cerebral y corteza cerebral, rigen los tejidos derivados de mesodermo moderno y ectodermo respectivamente. El primer grupo son los tejidos embriológicamente más antiguos, de endodermo y mesodermo antiguo, y el segundo el de los más modernos, de mesodermo moderno y ectodermo.

Esta ley también define que el comportamiento de los tejidos, siempre refiriéndonos a la fase-ca, es diferente, los del primer grupo con proliferación celular (crecimiento), y los del segundo con reducción celular (necrosis o ulceración).

En la segunda fase del programa el comportamiento será, en los primeros reparación y en los segundos crecimiento primero y reparación después.

El esquema de Hamer es el siguiente

esquema de hamer

Tejido de endodermo y mesodermo antiguo

Fase-ca

Fase-pcl

Crecimiento

Reparación (biológica)
Encapsulamiento (abiológica)

Aumento de la función

Bajada de función (pcl-a)
Posterior recuperación de función

Tejido de mesodermo moderno y ectodermo

Fase-ca

Fase-pcl

Necrosis(a) o ulceració(b) (pérdida)

Reparación (biológica)
Encapsulamiento (abiológica)

Aumento de la función

Bajada de función (pcl-a)
Posterior recuperación de función

(a) La necrosis es en tejidos de mesodermo moderno
(b) La ulceración (aunque también es por necrosis) es en los tejidos de ectodermo

Hamer enuncia los dos tipos principales de tejido según el comportamiento en la fase-ca. los primeros tienen crecimiento (y serán los adenocarcinomas) los otros decrecen. En cuanto a la función enuncia que, en los segundos, puede haber (o no) alteración de la función, pues en los segundos hay algunos tejidos, los programas sin pérdida de tejido (denominados programas sin úlcera), con alteración de la funcionalidad (una disminución progresiva). Mientras que en los primeros el aumento de función (cuando lo hay) es fisiológico y responde al aumento del tejido, teniendo ello sentido biológico.

En el enunciado de la ley no se habla de la fase pcl, pues lo que ocurre en esta fase-pcl es consecuencia de lo que ocurre en la fase-ca. La fase-pcl se denomina en todos los tejidos fase de restitución o reparación, la reparación existe en uno u otro momento de la fase pcl. En los tejidos del primer grupo (adenocarcinomas) la reparación empieza inmediatamente mediante destrucción celular del sobrante (con microorganismos), o si no hay microorganismos, el tejido en exceso se encapsulará. Sin embargo, los tejidos que tienen pérdida en fase-ca, los del segundo grupo, primero presentan un crecimiento reparador, aunque “mayor de lo normal” (y son los sarcomas o los epidermoides) y después se completa la reparación con disminución del sobrante (si hay microorganismos) o sin disminución del sobrante porque no hay microorganismos o porque existen ciertos tejidos que pueden quedar mayor de lo normal, aunque la reparación si fuese con microorganismos. Es una reparación biológica cuando hay microorganismos y restitucio ad integrum, y una reparación no biológica cuando no los hay.

Cada uno de los tipos de tejido se clasifican a su vez según de la hoja blastodérmica de la que proceden y, según su hoja, siempre estará gobernado por una zona concreta del cerebro.

Hoja blastodérmica

Zona cerebral

Endodermo

Bulbo del tronco cerebral

Mesodermo

De transición
Antiguo
Moderno

Mesencéfalo de tronco cerebral(a)
Cerebelo
Sustancia blanca

Ectocdermo

Corteza

(a) Los músculos lisos que dependen de este mesodermo se ven en las tablas, encuadrados en los tejidos de endodermo

Así existe una correlación cerebral: los relés de tejidos iguales se encontrarán cercanos en el cerebro. Pero como en cada órgano hay tejidos diferentes, de diferentes hojas, el mismo órgano tiene relés en puntos distantes en el cerebro.

Resumen:

Los programas son un proceso claramente comprensible y por eso previsible con relación a precisas reglas ontogenéticas.

Es la primera clasificación sistemática de la medicina.

SI TE HA GUSTADO, COMPARTELO

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

POSTS RELACIONADOS

COMIENZA TU VIAJE POR LA NUEVA MEDICINA GERMANICA.
Aprendiendo los conceptos de la NMG.
Dr. Javier Herráez

Aprendiendo los conceptos de la NMG

DESCARGALO GRATIS

SIGUENOS EN TELEGRAM Y ENTERATE DE TODAS NUESTRAS CONFERENCIAS GRATUITAS